Este domingo este integrante del equipo NBICI se levantó por la mañana temprano y puso rumbo a Ponferrada para salir a dar una vuelta con la bici. A pesar de llevar la bici en la baca el viaje no se hizo largo, hay que tener en cuenta que gracias a la bici también evitamos multas de tráfico, por lo menos yo, que de momento no paso de 100 Km/h.

Al llegar a Ponferrada me encontré con los compañeros de Ruta, Carlos, Roberto y María Jesús, y en un momento ya estábamos subiendo la primera cuesta de la mañana. La verdad es que es una maravilla poder salir de casa y al momento encontrarte de bruces con el monte.

La ruta transcurrió en parte por el Camino de Santiago, ahí es cuando te das cuenta del mérito que tiene hacer esas subidas y bajadas con la bici cargada y tantos kilómetros en las piernas como ya llevan los peregrinos a esas alturas del recorrido.

La verdad es que la ruta merece mucho la pena, las vistas desde el monte son preciosas, también los pueblos que recorrimos Toral de Merayo, Villalibre de la Jurisdicción, Priaranza del Bierzo tienen mucho encanto.

Además de ser parte del Camino de Santiago, la ruta que hicimos es una parte de la carrera de btt 101 peregrinos que se disputa en Ponferrada todos los años.

Al final hicimos 30 kilómetros, en cuanto al desnivel acumulado la verdad es que hubo diversidad de opiniones dependiendo del runkeeper, desde los 600 a los 800 m. Esta es la ruta NBICI por el Bierzo.

En cuanto a mi desempeño en la prueba, la verdad es que no me encontré mal, empecé de menos a más y acabé en unas condiciones bastante dignas.

Hay que decir que después de la ruta nos recuperamos bien en la Casa del Botillo, otra de las ventajas de ir al Bierzo es lo bien que se come en esas tierras.

Así que pensando en repetir la experiencia tratando de acercarse más al perfil de 101 peregrinos y pensando en que el año que viene igual estoy preparado para intentarlo…