Si te hablan de un medio de locomoción con dos ruedas, un par de bielas con pedales y un sillín, pensarás en una bicicleta. ¿Y si le añadimos otro sillín y otro par de bielas? Sencillo, un tándem.

Tándem de Javi y Eva en la Bilbao Extreme

La mecánica, la geometría, el funcionamiento… Todo es prácticamente igual. Pero hay una diferencia fundamental. Una diferencia que cambia por completo la filosofía de dar pedales. Y es que, lo que vivas encima del tándem, lo estarás viviendo con tu compañero. Sin él no irás muy lejos.

Y es que la bici, como la vida, no deja de ser una sucesión de acontecimientos y experiencias que guardar como un tesoro. Después de un entreno o una carrera donde has visto un atardecer sobre el mar, o una bajada perfecta por las 7 revueltas de Navacerrada, llegas a casa y no eres capaz de describir con palabras lo que has vivido.
Saber que esos momentos también los guarda en la retina tu compañero de viaje es algo íntimo e imposible de explicar. Se crea una conexión que deja huella.

Por eso, podemos decir que Eva y Javi nos dan muchísima envidia.
Coincidimos con esta pareja bilbaína en la Burgos Bike BTT Vive Radio y nos dejaron con la boca abierta al verles pasar por las trialeras como cualquier otro biker. Mucho mejor que algunos, de hecho.

Javi y Eva en la Burgos Bike BTT Vive! Radio

Aquí os presentamos a esta extraña pareja en la que se puede apreciar esa complicidad de la que os acabo de hablar.

-Javi, Eva, encantado de poder charlar con vosotros. ¿Cuál es vuestra historia? ¿Cómo habéis llegado a participar en marchas con un tándem?
Eva y yo somos un matrimonio en el que a mí siempre me ha gustado la bicicleta y para que a ella le gustara tanto como a mí, se me ocurrió lo del tándem. Primero quería fabricarlo (soy soldador) pero me salía mejor comprarlo. Poco después de comprar el tándem empezamos hacer las rutas por la zona que solemos pedalear y comprobamos la capacidad de la máquina. Así que nos animamos hacer marchas como: Castilla la Vieja, Puentedey, Mozares, Mame, Quintanilla de Valdivielso, etc… y poco a poco nos animamos hacer otras como Modubar de la Emparedada, Colina Triste, Bilbao Extreme, Btt Burgos Bike y por supuesto la de nuestro pueblo “Pedales de Hierro” en Trapagaran (Bizkaia). Gracias a esto, a Eva cada vez le gusta mas el btt y ya hace sus rutas con su bicicleta individual dándole caña.

Javi y Eva bajando en la Bilbao Extreme

-¿Habéis hecho algún viaje de alforjas?
No hemos ningún viaje con alforjas. Sí hemos comentado hacer el Camino de Santiago con el tándem pero no encontramos el momento.

-¿Vuestro mejor y peor momento sobre la bicicleta?
En mejor momento para Eva son los descensos es donde se lo pasa mejor. Por esa tensión que el tándem la hace sentir por la velocidad.
Para mi el mejor momento es ver la cara de satisfacción de Eva al pasar lugares o obstáculos superados juntos. También está el reto a que nos enfrentamos en las marchas con el tándem y poderlos superar juntos. Eso nos hace sentir a los dos muy contentos.
Los peores momentos ocurren cuando llega la fatiga, como en subidas muy largas que lo estamos dando todo y el tándem le cuesta avanzar. ¡Ahí sufrimos mucho!

Javi y Eva en Puentedey

-¿Quién decide qué desarrollo llevar?
El cambio de desarrollo lo llevo yo pero Eva me da toques en la espalda diciéndome “Cambia” sobre todo cuando llevamos un desarrollo duro. Los frenos también los controlo yo pero hay que tener cuidado que es el peso de dos personas sumado al del tándem. Aunque lleva discos de 200mm pero hay que frenar antes que en una individual.

-¿No os imponen las trialeras cuando vais en tándem?
Las únicas trialeras que nos dan respeto son aquellas sean estrechas, muy rotas y reviradas porque no podemos coger velocidad y nos hacen ir más atascados. A la hora de bajar una trialera. el tándem se comporta muy estable, lo pasa todo e incluso escupe las piedras. Lo único es que hay que ir bien firme en la pisada porque cuando el tándem se resbala fijo que vas al suelo. También hay que pensar que no se puede levantar la rueda delantera así que siempre hay que buscar la mejor zona de paso. Pero como he dicho antes es muy estable.

Marcha BTT Poza 2013

-Vuestro tándem, ¿es solo una máquina o tiene nombre?
Pues nombre no se lo hemos puesto pero si que es verdad que no lo consideramos como bicicleta normal. Se da el caso que cuando hablamos de una ruta o marcha si nombramos mucho el tándem como: !Qué bien se ha portado el tándem!, !Cómo ha pasado por estas piedras! !Vaya velocidad que ha cogido! etc… Igual habría que ponerle un nombre.

-¿Qué es lo que más os gustó de la Burgos Bike Vive Radio? Recomendadnos una marcha.
Ha sido algo distinto de lo que habíamos hecho hasta ahora. Nos gustó porque nos hacía exigirnos constantemente por lo ratonero y técnico que era. El lugar donde se celebró también era precioso.
La marcha que os recomendamos es la de nuestro pueblo “Pedales de Hierro” en Trapagaran (Bizkaia). Una marcha que transcurre por zonas con historia minera.

-¿Quién es la cabeza y quién el corazón?
El corazón creemos que es Eva porque se deja llevar por las emociones que le transmite el tándem sobre todo bajando donde algún grito o chillido ya se le escapa. Aunque alguna palmadita en la espalda ya me da como: Javi frena y no te emociones. Ya veras como nos caigamos…..
Yo en cambio tengo que tener cuidado donde colocar la rueda, cuando frenar, la velocidad, el reparto de los pesos,….
El merito es de Eva de ir de copiloto en el tándem porque tiene que aguantar mucho como algún error mio. La labor de ella no es solo pedalear sino también posicinarse sobre el tándem para compensar las inercias. También para ayudar a girar las curva mas cerradas inclinando su cuerpo o contrarrestando las inercias de los caminos con mucho peralte.

- Gracias por vuestras palabras. Seguro que a más de uno le ha picado la curiosidad por probar un tándem.
A vosotros. Un abrazo.

Javi y Eva

Foto: Rubén Pérez Llarena