El ciclismo, tan maltratado por los medios, tiene un fiel reflejo en la gran pantalla con un título conocido por unos pocos: La bici de Ghislain Lambert.

le vélo de Ghislain Lambert

Si buscas acción y planos espectaculares, mejor que veas Sin Frenos (2012). Una película floja que ni un buen actor como Joseph Gordon-Levitt logra salvar. Se trata de un grupo de repartidores que circulan a todo trapo con sus fixies. No obstante, si eres un friki del tema, tienes que verla.

La bici de Ghislain Lambert (2001), de producción franco-belga, es la entrañable historia de un ciclista anónimo, gregario de toda la vida, en los tiempos de Eddy Merckx. Nos cuenta cómo Ghislain entra a formar parte del pelotón, gracias a contactos, al doping y a las artimañas. Muestra la cara menos conocida del mundillo, en el que las penas están a la orden del día y las alegrías vienen con cuentagotas.
Siempre en un tono relajado, vemos cómo nuestro pequeño ciclista ha de padecer miserias para poder ser patrocinado por empresas locales mientras es estafado por su hermano que es también su mánager.
De nivel cultural bajo, los ciclistas tienen que ser estrechamente vigilados por su entrenador para que no salgan por las noches. Así, la madrugada previa a una carrera el entrenador les quita todos los zapatos para que no salgan de la habitación. A pesar de ello, el protagonista decide acudir a una cita con las zapatillas de los pedales automáticos.

El éxito y el fracaso van de la mano en este deporte, donde para que un corredor gane han de perder 200. Donde a los 35 años estás acabado deportivamente hablando, aunque tengas todavía toda la vida por delante.

Si de verdad te gusta el ciclismo, no te la puedes perder.

Lambert atacando

Nacho Rodríguez López (15 Posts)

Si en NBICI.es hay un deportista ese es Nacho, nuestro finisher. Nadador, corredor pero sobre todo ciclista a través de sus post nos contara como prepararse para afrontar todas esas marchas btt que tanto te gustan.